El Simposio de Aguas contó con la participación de cinco expositores expertos en temas de manejo, control y fiscalización de las aguas potables y residuales.

En Panamá, el Ministerio de Salud es el ente vigilante del recurso y encargado de velar que los abastecedores del agua cumplan con todas las medidas sanitarias. En la actualidad, instituciones como ASEP y ANAM, trabajan en conjunto con el Ministerio de Salud.

Los antecedentes históricos del desarrollo del sector de agua potable y saneamiento ambiental, comienza con el desarrollo de las plantas potabilizadoras de Miraflores y Monte Esperanza, y con el desarrollo del programa de saneamiento ambiental, donde se empezaron a construir los primeros acueductos rurales, y las plantas potabilizadoras que en un principio lo primordial eran los procesos de desinfección.

Este desarrollo de las potabilizadoras se fue extendiendo del centro de la ciudad al interior del país. En Chitré fue creada la primera potabilizadora que abasteció a toda la región de Azuero por más de 20 años.

Panamá es uno de los pocos países de América que cuentan aún con agua potable apta para el consumo de la población. Es por esto que se tomó en cuenta que el manejo de las Aguas Residuales del País por parte de cada industria, debería ser fiscalizado más enérgicamente para que no llegue a afectar la actual calidad del agua potable.